Los Baciares

Noticia: “Colegios Mayores, cuando la tradición se convierte en un negocio rentable”.

Becas Chus

El otro día leía esta noticia y he de decir que me alegro enormemente de que este sea un negocio rentable en España y al parecer, cada vez más en el extranjero.

La única cosa que hace que mi elección de estudiar en Granada no haya sido un auténtico desastre y el mayor error de mi vida, es precisamente haber estado durante 4 años en un Colegio Mayor, concretamente en el Jesús-María (“Chus Mery” para los amigos… jeje). Fue una experiencia increíble y tremendamente enriquecedora.

No sólo durante esos años hice múltiples amistades que serán para toda la vida y conocí a quien hoy es mi pareja (un Loyolo, sí, como manda la tradición… jeje), sino que afiancé valores tan importantes como lo son la amistad, el compañerismo y la generosidad, y además me ayudó a mejorar mis capacidades para trabajar en equipo y dirigir, coordinar y organizar actividades y proyectos. El Mayor fue mi hogar durante 4 años, mis compañeras, las monjas y el resto del personal fueron mi familia, y sus directrices y las actividades (tanto formativas, como deportivas y culturales) que allí se llevaban a cabo, me enseñaron una forma responsable y sana de llevar mi vida.

Un Colegio Mayor es mucho más que una habitación en un edificio en la cual duermes, estudias y charlas con tus compañeras, y cuando pasan “x” años o terminas la carrera, te vas y ya está. Un Colegio Mayor es un lugar en el que convivir con otras personas que están en tu misma situación y están pasando por una experiencia vital tan importante como es la formación universitaria; es un lugar en el que hay que involucrarse en la vida de todo el Colegio para ayudar a que las cosas vayan bien y también, ayudar a que vayan mejor; es un lugar en el que crecer como persona, compartiendo tantos momentos de tu vida con gente tan igual y a la vez, tan distinta a ti, y también crecer a nivel formación, debido a la gran cantidad de actividades que en él se organizan que contribuyen a complementar la formación de los colegiales (seminarios, conferencias, mesas redondas…); cómo no, es un lugar en el que te diviertes y aprendes a hacer cosas nuevas, en las que además, pasas un buen rato con los compañeros, como pueden ser los deportes, el teatro, las clases de baile… Y por supuesto, es un lugar para estudiar y para ello, además de las habitaciones, se cuenta con una biblioteca en la que los colegiales, además de estudiar, pueden consultar bibliografía.

No puedo hacer otra cosa más que alegrarme porque este negocio sea “rentable” y desearle que sobrevivan muchos años más, pues es una experiencia inolvidable para cualquier persona que haya pasado por él y totalmente recomendable para todo universitario. Sin duda alguna, mi experiencia en el Colegio Mayor, fue mi verdadera experiencia universitaria. Así que desde aquí, mostrar mi agradecimiento a todas las personas que lo hicieron posible y mandar un fortísimo abrazo, cargado de cariño para toda la gente que compartió conmigo esos años y para el Colegio Mayor Jesús-María de Granada.

1 Comentario »

Frase: “Es mejor pedir perdón que pedir permiso”.

En numerosas ocasiones ha venido a mi cabeza esta frase, con la que no me siento nada identificada. Más de una vez he escuchado por parte de amigos, familia y pareja que soy “muy alemana” para algunas cosas, haciendo referencia a lo cuadriculada que soy para algunas cosas, a mi obsesión por la puntualidad o a mi sentido del civismo. Bien, quizá una de las consecuencias de ese “sentido del civismo” es que soy prácticamente incapaz de hacer algo a sabiendas de que está mal o que simplemente, no estaría del todo bien hacerlo.

 No me gusta hacer las cosas mal, ni me gusta que los otros las hagan, pero a veces llevo esto al extremo y peco de ser demasiado prudente a la hora de hacer las cosas o de tomar una decisión, lo cual afecta a mi determinación en estos casos. Siempre que tengo dudas sobre si algo se puede hacer o no, o si estaría mal hecho, prefiero no hacerlo o preguntar a alguien si podría hacerlo, en lugar de sencillamente tomar la decisión de hacer lo que quiero y si no está bien, que me lo digan.

¿Miedo a equivocarme?, ¿miedo a los reproches? La verdad, no lo sé… supongo que es la parte mala de querer ser tan “legal”.

Deja un comentario »

Vídeo: ¿Bailamos?

Justo el otro día hablaba con Luis (mi novio) sobre que hay veces que nos preocupamos demasiado por el futuro y dedicamos nuestro tiempo libre a hacer cosas que son útiles para nuestro futuro profesional, en lugar de dedicarlo a hacer cosas con las que realmente disfrutamos. Por ejemplo, el poco tiempo que tenemos libre entre semana, lo estamos dedicando a los idiomas, ¿por qué? ¿por qué nos gusta estudiar inglés o alemán? No; porque es útil para nosotros si queremos tener un buen trabajo y un sueldo en condiciones.

A veces se nos olvida que vida no hay más que una y encima, se pasa sin que nos demos cuenta…. ¿Por qué no disfrutar el tiempo que tenemos haciendo las cosas que nos gustan? Total, tal y como están las cosas, ya nada ni nadie puede asegurarte que estando súper cualificado vayas a tener, ya no sólo un buen trabajo, sino si quiera uno mediocre. Así que… ¿por qué no?… ¿Bailamos? 🙂

Deja un comentario »

Feliz 12 de octubre

Porque a pesar de todo…. España es un país de cine 🙂 ¡Feliz día, españoles!

Deja un comentario »

Mi primera experiencia como Abogado pasante

Ya hace un mes que empecé las prácticas en Rödl & Partner y el balance es muy positivo. Los compañeros son geniales, el ambiente de trabajo es bastante bueno y además, estoy aprendiendo muchísimo. Siento que, por primera vez en mucho tiempo, se valora mi trabajo y mi forma de hacer las cosas. La verdad es que era algo que necesitaba, ya que en el último año me había desmotivado bastante y llegué a cuestionarme en varias ocasiones si realmente el mundo del Derecho era lo mío, si servía para eso. Ahora tengo claro que no me equivoqué en mi elección, que esto es lo que me apasiona y que, poco a poco, puedo ir ganándome mi sitio en este mundo.

Desde el primer momento me han dado “responsabilidades”, poniendo a mi cargo la resolución de determinados asuntos. Me han encargado cosas tan básicas como la búsqueda de legislación y jurisprudencia en varios idiomas, a la preparación de escritos para clientes (tanto en español, como en inglés y alemán) y asistir a reuniones con ellos.

Me gusta trabajar en varios idiomas, si bien es un lío muchas veces y termino con dolor de cabeza, es gratificante ver que eres capaz de expresar ideas en otras lenguas, sobre todo cuando tu vocación es totalmente internacional.

Además, creo que ya voy definiendo cada vez más las áreas en las que me gustaría especializarme: Derecho Mercantil y Societario, y Propiedad Industrial e Intelectual y Nuevas Tecnologías.

Me ha entrado el gusanillo de empezar a compartir ideas, comentarios y teoría o doctrina sobre temas de Derecho, así que quizá alguna de mis próximas actualizaciones sea para anunciaros la apertura de un nuevo blog con un enfoque más profesional, centrado en temas de Derecho. No obstante, seguiré conservando este para poder seguir plasmando en la red pensamientos y experiencias personales sobre los temas de los que vengo escribiendo J

Un saludo,

Concha

Deja un comentario »

Película: “Los becarios”

 

Imagen

La vi el otro día y me gustó mucho. Cumple con su misión, que es hacer reír a la gente y además, te deja muy buen sabor de boca. Además, transmite un mensaje de “esperanza” y ánimo para todos aquéllos que hoy día, ya no sólo buscan trabajo, sino también a todos aquéllos que tienen un trabajo que no les gusta o en el que no están cómodos.

En fin, una buena película para pasar el rato y encima, te enseñan cómo funciona una empresa admirada por mucha gente: Google 🙂

Deja un comentario »

Reencuentro

Madre mía.. Ha pasado ya tanto tiempo desde que dije que iba a empezar a publicar de nuevo… Pero bueno, ya las cosas se han estabilizado un poco más y ahora sí que sí, voy a retomar ésto.

Los cambios han sido bastantes desde entonces hasta ahora: pasé un año entero en Alemania, donde terminé la Licenciatura en Derecho. La experiencia fue súper enriquecedora y aprendí bastante alemán, así que estoy más que satisfecha.

En febrero me mudé a Madrid y ahora estoy haciendo un Máster en Abogacía Internacional. La experiencia también ha sido muy buena y he aprendido muchísimo. Ahora en septiembre comienzo un período de prácticas en un Despacho Internacional, Rödl & Partner, en el que estaré 6 meses.

En fin, tras esta rápida puesta al día, nos iremos viendo por aquí 🙂

¡Un abrazo!

2 comentarios »

Vídeo: The cougar scene

Me gustaría compartir con vosotros un vídeo que me ha mandado mi padre. Supongo que intentando decirme que en los momentos difíciles, siempre estarán ahí para defenderme y apoyarme. Muchas gracias 🙂

Deja un comentario »

Programa “Tandem”

La semana pasada quedé por primera vez con mi Tandem, y la verdad es que estuvo muy bien. Un Tandem es una persona que quiere aprender el idioma que tú hablas, a cambio de enseñarte el que habla él. En mi caso, mi Tandem es una chica alemana que quiere aprender, bueno, más bien quiere practicar el español. Así que nos reunimos una o dos veces por semana y hablamos, o bien una parte del tiempo en alemán y la otra en español, o fijamos un día de un idioma y otro día de otro.

Es una iniciativa muy interesante, pues aunque parezca que no, se mejora mucho la expresión y la capacidad de comunicación. A mí me está sirviendo para que se me vaya quitando poco a poco ese miedo absurdo y ese sentido del ridículo que tengo a la hora de hablar en un idioma que no es el mío. Lo cual me limita bastante a la hora de progresar.

Así que si alguno de vosotros está en la tarea (a veces tediosa) de aprender un idioma, le recomiendo encarecidamente que se busque un Tandem para ir practicando. No os arrepentiréis 🙂

Deja un comentario »

Un mes en Tübingen

Bueno, ya era hora de empezar a darle un poco más de vida a ésto. Así que aprovechando que ya me he liberado un poco del tema “papeleos” y que hoy se cumple un mes y un día de mi llegada a Tübingen, he decidido que ya era hora de re-empezar a escribir.

La verdad es que ha sido un mes intenso, lleno de todo tipo de momentos, pero ya poco a poco parece que voy encontrando mi sitio 🙂 En la residencia ya estoy mejor, no ha cambiado nada, sigue siendo igual de sucia y destartalada, pero bueno, ya me voy resignando. Además, solicité el cambio para diciembre o como mucho febrero, y creo que la sensación o la esperanza de que me lo concedan me hace pensar que ya me queda aquí poco tiempo y me hace llevarlo mejor. Así que como no me cambien…. id preparando un paquete de antidpresivos… jajaja.

En cuanto a las clases, muy bien. El horario que tengo está bastante bien, pues los viernes no tengo clase 😀 Y sólo tengo una asignatura cada día, de 3 horas como mucho, así que… no me puedo quejar, jeje. La única pega, pero no pequeña, es que no me entero de nada, jajaja. Y éso a veces me hace estresarme y desesperarme un poco. Sobre todo, porque la mayoría de gente que ha venido de erasmus aquí, tiene como mínimo un B2 de alemán. Y los que no lo tienen, es porque tienen las clases en inglés, y tampoco les preocupa tanto. Pero claro, yo no tengo ni una sola clase en inglés… Así que bueno, veremos a ver al final cómo se da. Al menos los profesores parecen agradables, y además, cuelgan las presentaciones que hacen en clase y algunos apuntes en internet.

En cuanto a la gente que voy conociendo, también muy bien. Lo “malo” (según cómo se mire) es que ésto está lleno de españoles, jajaja, y es inevitable juntarse un grupo más o menos grande y terminar hablando en español. Pero bueno, poco a poco voy conociendo a más “guiris” y hago el intento de hablar o bien en alemán, o bien en inglés. Casi siempre terminamos hablando en inglés, porque el nivel de alemán todavía no permite a muchos mantener una conversación en condiciones, jeje. Pero bueno, éso es algo que empezaré a solucionar ya mismo. De hecho, el lunes empiezo un curso de alemán, así que a ver qué tal se da.

En cuanto a curiosidades o cosas que me han llamado la atención de la ciudad, bueno, del pueblo, jeje son:

Horario de los autobuses: está preestablecido. Osea, tú sabes en todo momento a qué hora van a pasar y por dónde los diferentes autobuses. Y además, son súper puntuales, todavía no he visto a ninguno retrasarse más de 2 minutos. Lo cual es súper práctico para no tener que estar esperando en la parada pasando frío. Por otra parte, no tienes que picar el billete cada vez que subes, simplemente has de llevarlo encima por si pasa el revisor, y puedes subir y bajar por cualquier parte del autobús, lo cual hace que no se formen las colas quilométricas que se forman en España, y hace que todo sea más rápido.

Se fomenta mucho el que la gente viaje en grupos de hasta 5 personas, pues hay numerosos tikets de grupo, que te permiten viajar a un precio muy asequible. Por ejemplo, hay un billete de tren que cuesta 29€ y que permite viajar hasta 5 personas por todo Baden-Wurtemberg (el Land al que pertenece Tübingen) durante todo un día. Además, para los estudiantes, existe un bono de 6 meses, el Semesterticket, que cuesta menos de 60 € y tienes viajes ilimitados en los autobuses dentro de Tübingen, así como en muchos pueblos de alrededor.

El tema de la comida tampoco está mal. Hay un comedor universitario, La Mensa, en la que se puede comer, merendar y cenar  cada día por 2,70 € el menú. La verdad es que la comida no es muy allá, pero bueno, hay barra libre de sopa, jiji (que cada día es distinta) y también tienen menú vegetariano. Y si no te gusta lo que hay ese día, tienes pizza y otros platos a elegir, aunque ya no son menú.

La tarjeta de estudiante te sirve no sólo para sacar los libros de la biblioteca, sino también para pagar la entrada a la mensa, las fotocopias y las lavadoras de la residencia. Es verdaderamente útil.

Todo el mundo va en bici. La ciudad está llena de zonas habilitadas para ellos.

Reciclaje. Tienen un afán por reciclar casi enfermizo… Ya no sólo separan el papel y cartón del plástico, lo orgánico y el vidrio, sino que el vidrio también lo separan en blanco, verde y marrón :s Y no sólo hay contenedores de reciclaje, sino que todas las papeleras también lo son.

En los semáforos, hay un cartelito con el dibujo de un hombre con un niño, en el que puede leerse: “Bei Rot stehen. Kindern Vorbild sein”. Que viene a traducirse como: “No cruzar en rojo. Los niños pueden verte”.

Y bueno, ahora lo voy a dejar aquí, que si no, se me va a hacer muy largo, jeje. Ya os iré contando más a menudo 😉 Os dejo aquí un enlace con algunas fotos que he ido haciendo:

 

Erasmus Tübingen
3 comentarios »