Los Baciares

Vergonzoso Paso Morao Huércal-Overa

en 14 noviembre, 2010

Esta es la carta que el “Ilustre” Paso Morao de Huércal-Overa envió a Benigno Asensio con motivo del miedo suscitado dentro de la Hermandad por las bochornosas y despreciables declaraciones del “Señor” Obispo de Almería.

Carta que no es más que un signo de desprecio y ataque contra una persona, un Hermano que ha dado y ha hecho muchas cosas en esta “Hermandad”, si es que puede considerarse Hermandad a un grupo de personajes sin ningún tipo de honor ni de vergüenza que, sin pensárselo dos veces, dan la espalda a uno de los suyos, en lugar de apoyarlo y defenderlo. Y echan por tierra todo el significado que pueda tener la palabra “Hermano” o “Hermandad”.

Siento vergüenza ajena de todo lo que está pasando. Y hoy me arrepiento de todas las palabras que dije y que en su momento salieron de mi corazón el 6 de febrero de este año 2010, en el que fui la responsable de dar el Pregón de la Primera Levantá de la Cofradía. Desde aquí, y a través de otros medios, hago público mi desprecio y rechazo a lo que hoy queda de una Cofradía que dista muchísimo de ser lo que era, y que se ha convertido en algo de lo que me avergüenzo y de lo que no quiero formar parte mientras los responsables de llevarla a lo que hoy es sigan encabezándola.

Os dejo aquí, con la respuesta de mi padre, Benigno Asensio, a esa carta:

En relación a la carta remitida por esa Junta Directiva para que me presentara el pasado día 13 de octubre a dar explicaciones, quiero manifestaros, en primer lugar, mi extrañeza al comprobar que se habían reinstaurado los Tribunales de la Inquisición en pleno siglo XXI; y en segundo lugar, como resulta evidente, mi no asistencia a dicha convocatoria, ya que no os reconozco ninguna autoridad moral ni de ningún otro tipo, para que os rinda cuentas sobre una carta remitida a título EXCLUSIVAMENTE PERSONAL.  Carta por otro lado, de la que TODOS vosotros érais conocedores, ya que os entregué una copia de la misma días antes de remitirla al obispado. Y lo triste de ello, es que no me ha causado extrañeza conociendo como conozco vuestra trayectoria de total sumisión a los deseos y chantajes del obispado.

Decía en 2007 el Papa Benedicto XVI, las cofradías son “un conjunto de hermanos que, queriendo vivir el Evangelio con la certeza de ser parte viva de la Iglesia, se proponen poner en práctica el mandamiento del amor, que impulsa a abrir el corazón a los demás, de modo especial a quienes se encuentran en dificultades”.

Y efectivamente yo me he encontrado en dificultades, porque la distancia entre lo legal y lo humanamente justo es a veces insalvable. Porque me entregué con el mayor cariño y devoción  a servir el puesto que me ofrecisteis en la Cofradía, uno de los mayores honores que un cofrade “morao” puede anhelar, ser camarero del Cristo de la Misericordia; y cuando vinieron los problemas lo único que encontré fue la soledad más absoluta.

Os recuerdo que yo no os pedí nada. Mi colaboración con esta mi Cofradía está sobradamente atestiguada.  Cuando acepté la camarería, sentí que cumplía una ilusión personal, pero creedme si os digo que lo hice pensado en prestar un servicio a mis hermanos del Paso Morao. Tened en cuenta que mi casa, mi familia y mis recursos siempre han estado al servicio de los moraos.

Hoy me siento tan Cofrade de Nuestro Padre Jesús Nazareno como siempre, como lo ha sido mi familia por generaciones. Me siento muy cerca de los cofrades que portan sus tronos, de los que van de promesa o invocan el nombre de Nuestro Padre Jesús. Pero que lejos estoy de vosotros,  de algunos de los miembros de una Junta de Gobierno, que primero crea el contencioso y luego vuelve la espalda a los que sufren las consecuencias de su mala gestión.

Es una gestión pésima incluir artículos en los Estatutos que van contra las bases del Derecho Canónico (recomendaciones hechas, todo hay que decirlo, con el beneplácito, supervisión e INDICACIONES del anterior obispo), y sobre esta premisa retirar y otorgar camarerías de forma ajena a los cánones.

Es negligencia que informados del recurso de los anteriores camareros ante el Obispado, vosotros no hiciérais  nada por defender los supuestos derechos de la Cofradía en el nombramiento de Camareros. Ahora me pregunto ¿es que alguno de vosotros sabía que se había metido la pata? o peor aun ¿es que os daba igual lo que ocurriera?.

Habéis llevado mal el asunto desde su inicio y ya se sabe aquel dicho castizo de “que cuanto mas te agachas mas se te ve el culo” y vosotros os habéis bajado los pantalones hasta los tobillos y en dos ocasiones en menos de un año…. y claro, de aquéllos vientos vienen estas tempestades.

No engañéis mas a los cofrades, vosotros sois los responsables de todo lo que ha pasado y encima se dejan decir ¡ay que ver en que situación ha puesto Benigno a la Cofradía! No os equivoquéis, sois vosotros los que habéis provocado el problema y quiero deciros que no me voy a ir de la Hermandad, faltaría más. Tendréis que ceder una vez más al chantaje y expulsarme. Pero admitidme un último consejo antes de que nada suceda, la única salida digna que os queda es la dimisión en bloque de toda la Junta.

Pero para eso hay que ser más honesto, y en vez de dejar vuestros cargos, pretendéis todavía haceros la foto junto al Cristo de la Misericordia en los actos del 150 aniversario y para eso, si es necesario, se sacrifica a Benigno Asensio.

¿Qué es lo que les separa de vuestro objetivo?, ¿la carta que envié al  Obispo de Almería?. Ahora  me reprocháis su contenido, pero lo que el Obispo no sabe y el pueblo tampoco es que, como ya os he dicho al principio de esta carta, varios de vosotros conocíais su contenido, llegando a afirmar: “eso es lo que deberíamos hacer todos, enviar cartas como esta”.

Ahora, desde qué altura moral pretendéis juzgarme a mí, ciertamente sois como los sepulcros blanqueados del Evangelio, atacando al Obispo por detrás y presentándole buena cara. Pensé que sólo el Obispo era el problema para la Cofradía pero la realidad es que vosotros también lo sois. Dimitid, pues una institución como el Paso Morao y sus cofrades no os necesitan para nada.

Como comprenderéis me reservo la posibilidad de emprender las acciones legales que estime conveniente.

Huércal-Overa a 18 de Octubre de 2010

Fdo. Patricio-Benigno Asensio Márquez

Anuncios

2 responses to “Vergonzoso Paso Morao Huércal-Overa

  1. Miguel Ángel dice:

    ¿Te acuerdas de aquella discusión en la que yo decía que las instituciones mataban las iniciativas particulares de las personas?

    Desgraciadamente estos escritos, que expones, me dan la razón de lo que vengo denunciando desde hace 4 años…

    Ser libre pensador no está bien visto, no interesa…En las instituciones (bien sean eclesiásticas, políticas o empresariales) sólo hay un camino: asumir los principios de la dirección que muchas veces se convierten en los de la propia institución…Quien asuma esos principios, aún traicionando los suyos propios, o los generales, que todos debemos tener, progresará…quien no lo haga se arriesga a perder los privilegios que posea…

    Se repite demasiado milimétricamente el mismo esquema siempre.

    Sólo os digo una cosa a tí y a tu padre, me alegro que seáis así, podreis estar más acertados o más equivocados en vuestros principios e ideas, pero luchais por defenderlos actuando con total coherencia, y no os plegais ante ningún tipo de presión de las autoridades…

    ¡Enhorabuena!,…ojalá más gente fuera como vosotros.

    Besos! 🙂

  2. Chiti dice:

    😀 ¡Muchas gracias!

    ¡Un besico!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: