Los Baciares

Una noche mágica

en 13 junio, 2010

¡Hola! ¿Qué tal todo? ¿Cómo va la cosa? Mucho calorcito ya, ¿eh? jeje

Anoche estuvimos Luis, Miguel Ángel y yo en un espectáculo de magia en la Sala Houdini de Madrid. La verdad es que estuvo muy bien y me divertí mucho. En cuanto a la sala, me pareció que estaba muy bien ambientada, pues nada más entrar puedes ver objetos de todo tipo que hacen referencia al mundo de la magia.

El espectáculo que hicieron anoche (no sé si siempre son los mismos…) consistía en dos partes: La primera, que fue la que más me gustó e impresionó, se trataba de un hombre que hacía telequinesis. Sinceramente, yo no siempre he sido muy reacia a creer en este tipo de “trucos”, pero a veces pienso que las cosas así… ni me las creo ni me las dejo de creer. Y sí, la verdad es que adivinó bastantes cosas al público y muy variadas, pero lo que más me sorprendió fue que cambiara la hora de un reloj sin nisiquiera tocarlo… Sí, sí… fue impresionante. Resulta que elegía a un voluntario del público, el cual tenía que recoger 4 relojes de entre los asistentes, entre los cuales, cogió el reloj de Miguel Ángel; subía al escenario, decía en voz alta la hora que marcaban los 4 relojes (obviamente, la hora que era en ese momento… ): las 11:40 y los ponía bocabajo encima de una mesa. Después el mago sacó una cartulina e hizo señalar a la chica unos puntos en la misma, para después trazar dos líneas que dieran a entender que eran las agujas de un reloj. Tal y como estaban las líneas dibujadas, dejaban la opción de que fueran dos horas distintas, pues no se diferenciaba cuál era la aguja horaria y cuál la minutera, así que la chica eligió que fueran las 8:22. Después, ella misma desechó dos de los 4 relojes y puso los otros dos en sus manos, con los puños cerrados, para de nuevo, descartar uno de ellos sin que el mago viera cuál. A continuación, él dijo que iba a cambiar la hora del reloj por la que ella había elegido, y manteniendo la chica el brazo estirado y el reloj dentro de su puño cerrado, el mago, sin tocarla, empezó a concentrarse en el reloj y, según él decía, mandar energía para que las agujas cambiaran. Yo no sé cómo lo hizo, pero las agujas cambiaron….. Cuando le devolvió el reloj a Miguel Ángel, marcaban las 8:25 (se pasó 3 minutos… pero bueno, se le perdona… jaja). Yo, simplemente… ALUCINÉ.

Y bueno, cuando terminó el primer espectáculo, nos pasaron a otra sala en la que actuaron dos magos más, esta vez con trucos de cartas. Que bueno, quizá no fueron tan impresionantes, pero me divertí mucho, sobre todo con uno de ellos, y además… me la siguieron dando con queso… jajaja Y es que no, por mucho que lo intenté, no pude comprender cómo monedas de euro o un baso pueden traspasar una mesa… jeje. Pero en fin, es lo que tiene la magia, ¿no? =)

Pues eso, que os recomiendo que vayáis, porque seguro que váis a pasar un rato entretenido. La sala está en la parada de metro Prosperidad. Y el precio de las entradas es: 23€ con 1 copa y 27€ con 2 copas.

Anuncios

One response to “Una noche mágica

  1. Miguel Angel dice:

    y lo mejor…¡¡Mi reloj sigue funcionando!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: