Los Baciares

“Amigo Sancho, con la Iglesia hemos topado”…

en 19 mayo, 2010

Muchas veces pienso en la influencia que han tenido en mi vida muchas personas, especialmente a la hora de que unas cosas me gusten más, me gusten menos, las adore o las deteste. Por ejemplo, es muy probable que sin la influencia que, en este caso mi padre, ha ejercido en mí, no me apasionaran tanto los caballos o la política, y no tendría muchos de las aficiones que tengo hoy en día. Lo mismo, pero en el extremo contrario, me ocurre en el caso de las Matemáticas. Es una asignatura que he odiado toda mi vida. Un odio ocasionado en gran medida, por no haber tenido buenos profesores en la materia que fueran capaces de motivarme, sino más bien, todo lo contrario. Lo peor es que no sólo han hecho que no me gusten las matemáticas o que incluso, las deteste, sino que muestro una actitud de rechazo hacia todo lo que tenga que ver con ellas: estadística, economía, contabilidad, etc… Algo que me da mucha rabia, pues en muchas ocasiones son cosas muy útiles, o materias que he tenido que superar a lo largo de mi carrera y en cuanto me ponía con ello, era como si la mente se me cerrara y nada, no había manera de que entendiera algo. Y no es que sea “de letras” ni nada de eso, que es la excusa que se suele poner; de hecho, tanto la Física como la Química se me daban bastante bien y me encantaban. Es tan sólo que he aborrecido las matemáticas de una forma que todo lo que tenga que ver con ellas no me motiva para nada, me cierro en banda y no hago por entender las cosas.

Creo que ésto es algo que nos pasa a menudo con otras muchas cosas. Concretamente, estoy viendo que hoy en día ocurre a menudo con el ámbito de la Iglesia. De hecho, también me pasa a mí. Quisiera poner como ejemplo el caso de mi padre, al que le ha pasado con la Iglesia lo mismo que a mí con las matemáticas: que gracias a las personas encargadas de transmitir ese sentimiento cristiano católico, en lugar de acercar a la gente hacia él, están consiguiendo todo lo contrario.

Pero, creo que no hay nadie mejor que él para explicar ese sentimiento. Por éso he querido compartir con vosotros esta carta escrita por mi padre al Obispo de Almería, con motivo de una serie de actuaciones que éste ha llevado a cabo de la forma más dictatorial e injusta posible sobre una Hermandad de mi pueblo. Estoy segura de que estos sentimientos se verán reflejados en otras muchas personas que, gracias a la actitud adoptada por los dirigentes de la Iglesia, se ven cada día más alejados de ella. Espero que sirva para algo y que sirva para hacer reflexionar.

La carta es la siguiente:

Sr. Obispo:

No se como iniciar esta carta ni mucho menos como expresar toda la repugnancia y desprecio que siento hacia su persona.

Mi nombre es PATRICIO-BENIGNO ASENSIO MÁRQUEZ, nací en el seno de una familia católica practicante y como tal fui bautizado. Estoy casado, por la Iglesia y soy padre de tres hijas; las tres bautizadas, las tres han recibido la comunión y una de ellas, la mayor, está confirmada. Cursé mis estudios de bachiller en un colegio católico, los Hermanos Maristas de Murcia y hasta pasé tres meses en el seminario de dicha congregación. Desde niño y hasta la finalización de mis estudios universitarios, fui de misa y comunión diarias. Fue a partir de entonces, cuando verdaderamente empecé a conocer a los de su calaña, a aquellos sacerdotes, obispos y demás gentes de mal vivir, que hicieron que poco a poco me fuera olvidando de todo aquello que había aprendido y que sólo mi FE inquebrantable en DIOS y SOLO en ÉL, han hecho que hoy día, no sea un apóstata.

Usted y los de su calaña, son los que están consiguiendo que la Iglesia católica sea lo que hoy es; no son ustedes capaces de convencer y mucho menos de convertir a los no católicos y tienen el “arte” de hacer que los que hasta ahora nos considerábamos católicos, apostólicos y romanos, nos vayamos apartando: el negocio es redondo.

Dice el evangelio que por sus hechos los conoceréis y a usted ya le voy conociendo. Es usted déspota, prepotente, injusto e indigno,  no ya de ser Obispo sino tan siquiera de pertenecer al Clero, que teóricamente ha de servir de guía y ejemplo a los buenos y sobre todo a los malos católicos (hay que volverlos al redil), a esos a los que usted, con sus actos, desprecia con su indiferencia y dictando resoluciones que de antemano sabe injustas (¿¿prevaricación??) y lo que es más grave, sin escuchar a los afectados de esas resoluciones, imponiendo de una forma  amenazante y del todo inaceptable, a que  TODOS Y CADA UNO de los miembros de la Hermandad,  renuncien a las normas estatutarias que desde hace más de 40 años venían rigiendo el ser de nuestra cofradía, amén de imponer como camarero de una de sus imágenes a una persona de otra hermandad; estatutos que anteriormente habían sido aprobados en dos ocasiones por sendos obispos de Almería; lo que nos lleva a preguntarnos el por qué aquéllos estaban equivocados y ahora es usted el que tiene posesión única de la verdad.

Supongo que tras leer esta carta, y como es propio de su proceder, me amenace de excomunión o incluso me excomulgue; antes que a mí ya lo hicieron ustedes y los suyos con otros a los que además quemaron en la hoguera como herejes. Sirva de ejemplo Miguel Servet, al que ajusticiaron por creer en la circulación de la sangre; a Galileo por decir que la tierra era redonda; incluso al mismo Jesús, pues no olvidemos que fueron sus homólogos de entonces, los Sumos Sacerdotes, los que LO denunciaron, juzgaron y condenaron a morir en la Cruz;  y tantos otros que lo único que hicieron fue crear entre ustedes y los de su ralea, la incertidumbre de no poder seguir manejando a su antojo a las buenas gentes y el miedo, que aún hoy les mantiene en esa actitud,  a perder sus privilegios, poder y grandes fortunas creadas al amparo de un dios justiciero y vengativo que nada tiene que ver con el Dios Misericordioso en el que creo.

No se detenga, no le temo. Sólo creo en la justicia de Dios Padre y ante Él responderé de mis actos, como también usted, muy a su pesar, tendrá que responder de los suyos. Usted sólo me causa pena y asco.
Por último, Sr. obispo, dígame en cuánto cifra usted la cantidad que hemos de abonarle para que se retracte de su resolución (de todos es sabido que ustedes se mueven o por dinero o a palos, aunque existe una tercera que por decoro no le voy a mencionar pero de la que sí le voy a dar una pequeña pista: está muy de actualidad en los medios de comunicación de todo el mundo) y prometo mediar para intentar recaudarla.

Huércal-Overa a 18 de abril de 2010

Fdo: Patricio-Benigno Asensio Márquez

Anuncios

2 responses to ““Amigo Sancho, con la Iglesia hemos topado”…

  1. Miguel Ángel dice:

    jajajajajajajajajajaja….como no podía ser de otra mánera esta carta sólo la podía escribir Don patricio-Benigno Asensio Márquez!

    Me encanta el comienzo:
    “No se como iniciar esta carta ni mucho menos como expresar toda la repugnancia y desprecio que siento hacia su persona.”
    jajajajajajajajajajaja… no se por qué cuando la leí me dio la impresión de que no iba a encontrar muchos alagados para el Obispo…xDDDD

    Desgraciadamente muchas instituciones, entre las que por supuesto está la iglesia, emplean demasiados esfuerzos en intentar crear un comportamiento monolítico entre sus integrantes…y cuando pierdes tu libertad de pensamiento lo has perdido todo…Ojalá hubiera más gente como tu padre, podrá estar más acertado o menos, pero desde luego dice lo que piensa y piensa lo que dice… 🙂

  2. Chiti dice:

    Jajaja. Sí… la verdad es que le pega… xD

    Sí la verdad es que nuestra experiencia con los párrocos y Obispos de la provincia no ha sido especialmente buena…. jeje Y bueno, parece que lo de esta semana santa ha sido la gota que ha colmado su vaso…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: