Los Baciares

Demostrado: Santa Claus no existe

en 25 diciembre, 2008

Aprovechando una época tan señalada como es la Navidad, hoy me apetece compartir con vosotros una divertida demostración científica acerca de la existencia de Santa Claus (Papá Noel para los amigos).

Demostración científica de que Santa Claus no existe

DEMOSTRACIÓN: HIPÓTESIS DE TRABAJO

1.- Ninguna de las especies de renos conocidas puede volar. Pero existen alrededor de 300.000 especies de organismos vivientes sin clasificar aún, y a pesar de que la mayoría son insectos y gérmenes, ésto no descarta por completo la posibilidad de los renos voladores, que… sólo Santa ha visto.

2.- Hay dos billones de niños (entiéndase “Niño” como persona física menor de 18 años) en el mundo, pero dado que Santa no se dedica a los niños musulmanes, hindúes, judíos y budistas… ésto reduce la carga de trabajo a un 15% del total (378 millones, de acuerdo con la oficina de recuento de población). Con una media de 3.5 niños por hogar (censo de los U.S.A, Por la Organización Mundial de la Salud, UNICEF), eso hace 91.8 millones de hogares. Para simplificar los cálculos que siguen, asumiremos que al menos, hay un niño bueno por casa.

DESARROLLO:

1.- Santa tiene 31 horas de Navidad en las que trabajar, gracias a las diferencias horarias y la rotación de la Tierra, asumiendo que viaja de este a oeste (lo cual, parece lógico). Esto nos lleva a 822.6 visitas por segundo. O lo que es lo mismo, que para cada familia cristiana con niños buenos, Santa tiene 1.2 milisegundos para aparcar, saltar del trineo, bajar por la chimenea, llenar los calcetines, distribuir los restantes regalos bajo el árbol, comerse los aperitivos que le hayan dejado, volver a subir por la chimenea, volver a subir al trineo, y marcharse hacia la siguiente casa. Asumiendo que el trineo de Santa no experimenta el efecto túnel cuántico, y que los 91.8 millones de paradas están distribuidas uniformemente alrededor de la tierra (lo cual, por supuesto, sabemos que es falso, pero que aceptaremos como válido para nuestros propósitos) estamos hablando de 1,255.78 metros por familia, dando un viaje total de 121.504415 millones de kilómetros, sin contar las paradas para hacer lo que la mayoría de nosotros debe hacer al menos una vez cada 31 horas. Esto significa que el trineo de Santa se mueve a una velocidad de 1,046.0645 kilómetros por segundo, 3.000 veces la velocidad del sonido. A efectos de comparación, el vehículo mas rápido creado por el hombre, el cohete espacial Ulysses, se mueve a solamente 44.095 kilómetros por segundo. Un reno convencional puede correr a unos 24.13 kilómetros por hora, a menos que sea perseguido por una manada de lobos.

2.- La carga útil del trineo añade otro elemento de juicio interesante. Asumiendo que cada niño no obtiene nada más que un Lego de tamaño medio (907.2 grs.), el trineo arrastra 321,300 toneladas, sin contar a Santa, a quien se describe invariablemente como obeso. En la tierra, un reno convencional no puede mover un trineo de más de 226.8 Kg. aproximadamente. Incluso dando por supuesto que los “renos voladores” (ver hipótesis 1) puedan, en ausencia de fuerzas de friccion terrenales, tirar de DIEZ VECES la cantidad normal, no podremos hacer el trabajo con ocho o nueve renos. Necesitaremos aproximadamente 150,000 renos. lo cual incrementa la carga util (sin contar el peso de Santa) hasta 353,430 Toneladas.

3.- 353,430 toneladas viajando a 1,046.0645 kilómetros por segundo dentro de la atmósfera terrestre, crean una enorme resistencia al aire, calentando los renos de la misma forma que las naves espaciales cuando regresan de su órbita. La pareja de renos que va en cabeza absorbería 14.3 quintillones de julios de energía por segundo, cada uno. Resumiendo, se incendiarían casi instantáneamente, exponiendo a los renos que les siguen, y creando bombas sónicas ensordecedoras en el camino. El equipo completo de renos sería vaporizado en 4.26 milisegundos. Santa, mientras tanto, estaría sujeto a fuerzas centrípetas 17,500 veces mayores que la gravedad terrestre. Un Santa de 113.4 Kg. (que parece ridículamente delgado) sería clavado a la parte de atrás de su trineo por 1,957,290 Kg. de fuerza.

CONCLUSIÓN: Santa Claus no reparte regalos en Navidad.

COROLARIO: Si Santa alguna vez repartió regalos en Navidad, ya no lo hará más.

¡Feliz Navidad y un próspero año nuevo a todos! Y…. Reyes Magos 4ever!!! xDDD

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: