Los Baciares

Las políticas públicas, ¿Soluciones verdaderas a los cambios sociales?

en 28 octubre, 2008

A muy grandes rasgos, las políticas públicas son las acciones y las decisiones tomadas por el Gobierno  que están encaminadas a resolver los problemas sociales que puedan presentarse en una comunidad y a su vez, responder mediante estas políticas las demandas sociales expresadas por los ciudadanos.

Siempre he creído que en la mayoría de las ocasiones estas decisiones, estas políticas públicas están más orientadas a “difuminar” los efectos de ese problema mediante una serie de seudosoluciones que lo único que hacen es “maquillar” de algún modo esa situación en lugar de presentarse como auténticas soluciones o alternativas. Esto lo veo hoy en día en muchos sectores como la educación, la desigualdad en el ámbito laboral… Cuándo se abordan estos temas, ¿realmente se están ofreciendo soluciones?, ¿verdaderamente se preocupan de darles una solución real? Yo creo que no, que es más fácil decir: “Puede que no sea lo mejor, pero es lo menos malo”, y a mí eso (al menos, en muchos temas), no me sirve.

Hoy, precisamente en clase de Análisis de políticas públicas, han explicado una anécdota en forma de “historieta” que creo que refleja bastante bien la idea que quiero transmitir con este post:

Al gerente de un hotel, le llegan una serie de quejas porque en el ascensor se forman unas colas tremendas y los huéspedes no están para nada contentos con esta situación. Al hacerse eco de estas quejas, el gerente se pone en contacto con un Ingeniero, el cual, como solucíon propone cambiar la maquinaria del ascensor para que éste sea más rápido. Acto seguido, habla con un psicólogo y éste, sin embargo, lo que le aconseja es que ponga espejos y carteles informativos en los alrededores del ascensor, para que la gente se entretenga y no se aburra mientras que espera.

Bien, en esta “historia” se están dando dos soluciones totalmente válidas, pero… ¿ambas solucionan un mismo problema? Yo creo que si se hace lo que dice el ingeniero, el ascensor será más rápido, ello hará que se formen menos colas y, por tanto, nuestro problema se habrá solucionado. Sin embargo, si lo que hacemos es poner “entretenimientos” para los huéspedes, las colas seguirán estando ahí, por tanto el problema persistirá, lo único que conseguiríamos de esta forma sería cambiar la percepción que tienen sobre el tiempo de espera, pues ahora lo verían como “algo no tan malo” o “algo menos malo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: