Los Baciares

¿Libertad? ¿Democracia?

en 9 enero, 2008

Cada día me sorprende más la facilidad que tienen los políticos (sobre todo), pero además de ellos, la gente en general de llenarse de orgullo y satisfacción hablando de lo libres y demócratas que somos, y que es nuestro sistema político. Parece que la mayoría de nosostros nos creemos que vivimos en un sistema totalmente democrático por el hecho de poder echar un papelito en una cajita cada cuatro años; o que somos libres por el hecho de poder salir a la calle gritando y portando pancartas… Ojo, que yo no digo que eso no sea democracia, ni que no sea libertad (al menos, una de sus formas de expresarlas)… pero… ¿de verdad somos libres? ¿de verdad existe la democracia en este país? Yo, muchas veces me lo pregunto y en raras ocasiones encuentro una respuesta afirmativa a tal cuestión.

Según la R.A.E, la Democracia es la doctrina favorable a la intervención del pueblo en el gobierno, y también, el predominio del Pueblo en el Gobierno político de un Estado. A mí siempre me han enseñado (y aún en la facultad lo siguen haciendo), que además, la democracia es el gobierno de la mayoría (por ello, algunos sectores la califican como una “dictadura de mayorías”). Atendiendo a ésto… ¿de verdad podemos decir que en España existe realmente una democracia? El Pueblo interviene, sí, pero ¿realmente el país está gobernado por los deseos de la mayoría de los ciudadanos? ¿existe realmente un “gobierno del Pueblo”? ¿verdaderamente somos tan libres como creemos?…. Yo creo que no.

Y es que en un país en el que en muchos sitios, por hacer pública tu posición política y defender tus ideas te puedas quedar sin trabajo, o incluso puedas perder la vida; en un país en el que, en pleno siglo XXI se vive con miedo, aterrorizado por un sector minoritario de la población, por un grupo de terroristas, que asesinan a sangre fría sin ningún tipo de pudor, pues, entre otras cosas, saben que el castigo tampoco es para tanto, y aún menos, si se tiene un poco de fuerza de voluntad para llevar adelante una huelga de hambre… Y, que con suerte (aunque tampoco les hace falta mucha), esos 3000 años a los que han sido condenados, no pasarán de los 20… Eso sí, que se le ocurra a algún policía ponerle la mano encima a alguno, o simplemente levantarle la voz… o que se le ocurra a algún Juez “excederse en el tono” con alguno….

Pero…. en un país donde todavía existe mucha gente que cada mañana que sale de su casa para ir a trabajar, se despide de su familia como si nunca más la volviera a ver. En un país en el que todavía hay muchos niños que no pueden dormir, que tienen pesadillas, que no hay noche en la que no sueñen que a su padre le ponen una bomba o le pegan un tiro en la cabeza. En un país en el que muchos niños lloran por las esquinas porque acaban de escuchar a su padre decirle a su madre: “¿Y de qué me sirve tomar tantas medidas? Si total, si quieren matarme, lo van a conseguir”, o porque cada vez que van a montarse en el coche con él, se dan cuenta de que éste siempre mira debajo del coche, “por si acaso”… ¿Esto es libertad? ¿Esto es democracia? ¿Acaso es esta forma de vida la deseada por la mayoría de los ciudadanos? Yo creo que no…

No hace mucho que un amigo de la familia que vive en Bilbao, nos contaba que él aportaba el “impuesto revolucionario”. A mí, se me cambió la cara al escuchar ésto y comencé a sentir un tremendo asco y furia hacia esa persona. Se tuvo que dar cuenta de mis sentimientos, pues me preguntó que qué me ocurría, a lo que yo contesté que jamás lograría entender cómo era capaz de hacer semejante cosa. Él me dijo que qué esperaba que hiciera, que tenía un trabajo y una familia y que yo, en su situación, haría lo mismo (cosa que negué rotundamente). Pero hubo algo que me dijo, que me llegó a lo más hondo del alma. Me dijo que me imaginara dentro de unos años, con mi familia, un día a la hora de comer esperando junto con mi marido, a los niños llegar del colegio. Pero los niños se retrasan, llamas a sus amigos, pero no los han visto… Y de repente, tu teléfono suena, lo coges y una voz te dice que tus hijos están bien, pero que eso puede cambiar si no colaboras con ellos… Me dijo que claro que él no estaba a favor de esa situación, pero que para eso estamos en un Estado de Derecho (que esa es otra cuestión…), para que los representantes que nosotros hemos puesto ahí hagan lo posible para que todo esto termine; pero que él no tenía que hacerse el héroe, y que por su mujer y sus hijos, no un millón, sino que daría 10 si falta hiciera.

Mientras estos casos se sigan dando, mientras que cada uno de los Gobiernos que pasan sigan permitiendo este tipo de acciones por parte de estos grupos minoritarios, mientras la gente siga viviendo con miedo…. no podré decir que somos libres o que vivimos en un sistema democrático (y mucho menos, de Derecho).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: